lunes, 26 de septiembre de 2016

Haciendo los menús de la boda de mi madre.

Creo que el mejor regalo que alguien puede hacerme es algo con lo que crear otro algo. Quiero decir, me encantan los libros pero siempre preferiré unas acuarelas o un pack de cuchillas para el cutter.

Hace un par de meses una persona (bien chula) me prestó su "kit de carvado de sellos" y yo flipé un poco. Nunca me lo había planteado pero ¡oye! lo que tiene que molar hacer tus propios sellos, pensadlo.
Al poco tiempo surgió la oportunidad de utilizar el kit. Mi madre se casaba -ya, ya, también os tengo que hablar de esto- y me pidió que hiciera los menús de la boda. Me encantó la propuesta, de verdad que la recibí como un regalo. Así que empecé la idea.

Bueno, hacer un menú no tiene más misterio que escribir las cosas con las que vamos a llenarnos el estómago ese día y ponerle unos cuantos elementos chulos. Además, mi madre -que es muy especialita, característica que la hace la mejor del mundo- me pidió que cambiara la novia por una bruja. Sí, cosas romanticonas de ellos.
Así que bueno. Una vez hecho el diseño lo llevé a imprimir. En una página DIN-A4 (el tamaño de toda la vida) hice tres menús que pedí que los cortaran en la misma imprenta. Una vez hecho esto, llegaba el elemento clave: EL SELLO.
La verdad, fue toda una aventura. Sobre todo por utilizar las cuchillas para cortar la goma sin el mango, directamente a dejarme los dedos. Pero, hey, a mi no me culpen, yo solo estaba improvisando. A pesar de todo, la verdad es que quedé tremendamente contenta con el resultado y disfruté mucho el proceso. Me sobran ganas mil para hacer más sellos. Hice este vídeo durante la creación del sello:


¡Hale! Pues nada, ya tenemos todo. Los menús impresos y cortados, el sello hecho, cinta y a mi abuela ayudándome a hacer los lacitos que coronaban los menús (más mona que es, me la como).

Así que de este boceto digital que le envié a mi madre para su aprobación: 

Surgió este, que no es tan perfecto pero hay que reconocer que quedó cuqui y artesano:

La foto no tiene la calidad que merece pero es la única que tengo y la he recuperado de la historia que hice del día en mi Instagram Stories.

Y ya está. Así se hace un menú de boda si tienes una madre loca que se casa, una persona bonita que te presta (en realidad regala porque me lo he apropiado) un kit de carvado de sellos y una abuela que te ayuda con todo lo que puede.

Fun fact: después de todo yo no comí nada de ese menú porque tuve uno vegetariano.

4 comentarios:

  1. Perdona que te lo comente por aquí, supongo que no es el lugar apropiado pero no sabía de qué otra forma ponerme en contacto contigo anónimamente. Lo siento si queda muy mal aquí. Soy una seguidora de tu canal de YouTube y también leo tu blog (aunque con menor frecuencia). Te encontré por casualidad en YouTube buscando vídeos sobre pelo pixie porque estaba pensando en cortarme el pelo (cosa que al final he hecho, me animaste bastante a ello y tengo que agradecértelo porque estoy contentísima con el resultado ^^). Me gustó ese tipo de contenido porque me sería útil para el corte y te empecé a seguir. Después descubrí la parte creativa de tu canal, no solo la de moda, y me encantó. Me pareció mucho mejor y más "sincera" que la parte de moda, parecía que hacías ese tipo de vídeos con más ilusión y a mí me encanta leer y escribir. Escribo desde que era muy pequeña y estoy pensando en crear un blog para publicar lo que escribo. Cuando veía tus vídeos recitando, me sentía muy inspirada y me animabas (aunque no lo supieras) a explotar mi lado escritor. En resumen, me encanta tu canal en todos los aspectos, pero sobre todo tu lado creativo. Hoy he visto tu vídeo llamado "he decidido ser sincera con vosotros" y me ha emocionado muchísimo. Yo también he estado pasando por una depresión, la "superé" (no del todo) y he recaído a principios de año, justo como contabas en el vídeo. Dejé de lado la escritura durante toda esa época y ahora la estoy retomando, consigo que me vayan saliendo cosas poco a poco aunque no considero que haya recuperado aun el ritmo de antes, digamos que ya consigo tener ganas de escribir y que me "salga solo" pero escribo con peor calidad que antes, pero bueno, poco a poco y espero recuperarme del todo. He decidido crear POR FIN el blog después de ver tu vídeo. Me has animado muchísimo. Ha sido como un toque de atención, una señal que necesitaba sin saberlo. Has reflejado (aunque nuestras vidas serán distintas, obviamente) gran parte de lo que he estado sintiendo últimamente, esa nostalgia de volver a ser la yo que creaba y que había quedado oculta... Solo decirte que muchísimas gracias por sincerarte en ese vídeo, me has ayudado mucho y quiero comenzar con más fuerza ahora. Gracias por decir las cosas tal y como las sientes sin eufemismos y sin procurar "abrirte menos" al público. Haces sentir que los sentimientos son válidos, incluso los malos, como en el vídeo de "Tienes derecho a estar triste". Y hoy he sentido (gracias a ti) ese derecho a estar mal, admitir que lo estoy y a decidir remontar y volver a ser la escritora que siempre he sido. Muchísimas gracias y ojalá sigas compartiendo con el mundo todo tu talento creativo y que el hecho de compartirlo sirva para enriquecerte, yo ahora también voy a probar a compartirme jajaja. Un saludo enoooorme y mucha fuerza y ánimo con todo, vas a estar bien y súper orgullosa de ti misma por haber dado el paso :) ♡

    ResponderEliminar

Cada comentario me ayuda a mejorar y me anima a seguir adelante. Recuerda que sin respeto solo pierdes el tiempo. ¡Muchas gracias! :D