domingo, 2 de octubre de 2016

De cuando no pierdes el norte pero tampoco lo sigues.

Tenía miedo de esto. Tenía miedo de que ya fuera tarde, de que encontrarme después de dos años no diera lugar a una reconciliación, de que se me habían acabado las oportunidades. Pero qué va, jamás debemos dejar de concedernos a nosotros mismos todas las oportunidades que necesitemos.

Llevo demasiado tiempo dando tumbos, probando caminos sabiendo en realidad donde estaba el mío. No hay mayor desorientación que saber dónde está tu Norte pero no seguirlo.
Esto lo hago porque lo necesitaba, porque quiero comenzar una etapa limpia. Todo esto se trata de ser real, de dejarse de tantas estrategias. Quiero recomenzar limpia, así que aquí os cuento toda la contaminación que me lleva acompañando dos años:


*suspira*

4 comentarios:

  1. Hechale muchas ganas, sabes que muchos te apoyamos y queremos, y al menos yo aqui seguire

    ResponderEliminar
  2. Querida, descubrí tu trabajo hace varios años, vi parte de tus inicios y todo me encantó, creo que eres pura inspiración, y lo mejor de todo es que lo compartes y ayudas a las personas que también se inspiren y se sientan comprendidos. Gracias por hacer que personas como yo se sientan acogidas. Estoy ansiosa por ver tus nuevos proyectos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naomi! Estos comentarios son como un abrazo.
      La verdad es que conseguir transmitirle a alguien ganas es lo mejor que puede suceder, es uno de mis objetivos más grandes: hacer que la gente se mueva. Así que, que me lo digas, me hace muy feliz.
      Gracias por tu apoyo, por aquí nos vemos! :D

      Eliminar

Cada comentario me ayuda a mejorar y me anima a seguir adelante. Recuerda que sin respeto solo pierdes el tiempo. ¡Muchas gracias! :D