miércoles, 22 de marzo de 2017

Tienes la poesía a tu nombre.

Tienes la poesía a tu nombre,
te la adjudicaste con esa forma de andar.
Nadie duda que es tuya
cada vez que suspiras.

Tienes la poesía a tu nombre,
los versos más tristes son los que se escriben las noches que lloras,
y mi corazón navega viento en popa a toda vela,
cuando me besas.

Tienes la poesía a tu nombre,
no hay verso que no te pertenezca,
no hay forma de escribir que yo conozca que no sea tuya.
Tengo una slam de poesía constante con tu mirada,
y a mi no me importa perder siempre que sea contra ti.

Tienes la poesía a tu nombre
porque no te das cuenta,
te crees que las oscuras golondrinas no vuelven por ti
y que la princesa no está triste a la vez que tú.

Me tienes a tu nombre,
desde el día en que nací
hasta el día que me vaya y alimente a la tierra.
Me tienes callada, como ausente,
cantando la nana de las cebollas
al olmo viejo y hendido por el rayo que no cesa.
Como nunca me encontrarás es preguntando qué es poesía,
porque yo, y las pupilas de todo el mundo, saben que poesía,
poesia eres tú.




(feliz día mundial de la poesía)

lunes, 13 de marzo de 2017

Piratas en mi boca.

Eres odisea,
cualquier cuento con moraleja,
ese dicho popular
y el remedio casero que de verdad cura.


Atracan en tu bahía todos los veleros,
y se me llena de piratas la boca
cuando te digo que te quiero.


Desembarcan en tus pupilas
sueños venidos de todas partes del mundo
y miles de mercaderes te ofrecen plata para comprarlos.
Pero tú sabes que ni el más grande de los tesoros vale lo que tus sueños.


Llegan a ti historias de navegantes de otros océanos,
y escuchas atentamente.
Eres la biblioteca de recuerdos de mi capital

y de otras muchas.

Quiero ofrecerte mi mano para cuando necesites recuperar el equilibrio,
mi hombro para que apoyes en él todas las desilusiones,
mi brújula aunque siempre apunte al sur
y este corazón machacado para que te reconstruyas.

Quiero que sigan navegando en ti todos los sueños que quieras embarcar,
y que zarpes y me dejes solo en tu bahía cuando creas necesario.
No quiero frenarte a ninguna velocidad,
quiero que corras, vueles, derrapes y que te enfrentes a todas tus tormentas.


Que si te vas a pique,
me hago salvavidas.
Y si llegas a buen puerto,

me encargaré de contárselo a todos los que nos quedamos aquí,
en tus mares.




miércoles, 1 de marzo de 2017

Necesito un beso bala.

Hoy estoy suicida.
Necesito un beso bala en el corazón.
Que alguien venga y me retuerza la mente,
que me juegue malas pasadas,
no entender nada,
nadar en un mar de dudas.

Necesito jugar a la ruleta rusa,
y perder yo siempre.
Que me pregunten qué hago contigo,
responder que estar jodida.


Quiero que me lo hagan pasar mal,
ponerme agresiva,
maldecir a toda tu familia,
decir todas las palabrotas que callé en la infancia.

Necesito sentirme sufrida,
acabar harta,
borracha de pena,
gritar en la plaza más silenciosa todos mis lamentos,
y pasear fantasma en la calle más concurrida.

Necesito, de veras,
acabar cansada
y entender que no estoy hecha para el amor que duele.
Dejar de buscarlo, por fin,
quedarme con el que me cuida,
me da las buenas noches
y me hace los buenos días.
Quitarme las tendencias suicidas del corazón,
y vaciar el cargador,
recoger los casquillos gastados.
Cambiar el olor de la pólvora
por el del jazmín.

No jugar más a la ruleta rusa.


(también disponible en vídeo)